Nosotras

 

Mision

Empoderamos a las mujeres más aisladas y marginadas del altiplano a través de organización comunitaria, formación educativa, recursos  y  alianzas para alcanzar  una vida con dignidad  e iniciar  procesos de desarrollo sostenible,  con una dinámica de formación de grupos  pequeños, a través de técnicas de aprendizaje popular.

Vision

Ser reconocidos como una organización eficaz en el soporte de gestión de  proyectos comunitarios y canalización de fondos  para el desarrollo sostenible de comunidades en el altiplano de Guatemala.

 
Somos amas de casa, tejedoras, comadronas, campesinas, trabajadoras de la salud y profesionales que nos hemos unido para el mejoramiento de nuestras comunidades.

¿Quiénes somos?

Somos una asociación de mujeres de base con raíces en el movimiento cooperativo. Nos hemos consolidado en una federación de 15 comunidades indígenas que vela por el empoderamiento de cada una de nuestras socias, fortaleciendo nuestras capacidades emprendedoras, la buena administración, el cuidado de los recursos naturales, la generación y participación comunitaria, el respeto a los valores y derechos culturales, económicos, sociales de acuerdo con nuestra cosmovisión y sistema de gobierno maya.

Actualmente, estamos organizadas por comités independientes conformados tanto por mujeres y hombres, conformando nuestra junta directiva elegida por cada comunidad.

 

Historia

En 1993 nuestros fundadores Guadalupe Ramírez y Benjamín Blevins comienzan a trabajar en conjunto por un proceso de organización comunitaria y desarrollo social en favor de mujeres indígenas que no contaban con un espacio digno para desarrollarse. Las raíces en el movimiento cooperativista de nuestros fundadores, dan vida a nuestros primeros círculos de mujeres en las comunidades de Chontala El Quiché el cual fue conformado en su mayoría por mujeres víctimas del conflicto armado interno que tuvo lugar en Guatemala, en la época de los 60. Muchas de ellas eran viudas que habían quedado a la deriva con sus hijos; viviendo con numerosas limitaciones, además del constante acoso sexual y discriminación.

Posteriormente, se amplían nuestros esfuerzos hacía el área de Espumpuja en San Juan Ostuncalco de Quetzaltenango y Xeabaj II en Santa Catarina Ixtaguacan, comunidades en donde hasta el día de hoy servimos.


El impacto de nuestros proyectos y el deseo auto superación de nuestras comunidades, permitió fundamentar la estructura legal para respaldar nuestras actividades y acciones comunitarias. Así en el 2005 nos constituimos legalmente como Asociación de Mujeres del Altiplano (AMA).

Desde nuestros orígenes, nuestro objetivo ha sido implementar un proceso en favor de la transformación de las causas de la pobreza, provocando en consecuencia la resiliencia de nuestras mujeres y comunidades. Nuestro objetivo y experiencia ha dado vida a nuestra metodología de empoderamiento, la cual se encuentra vigente hasta el día de hoy.