Nosotros

Misión

Dar continuidad al proceso de empoderamiento de mujeres más aisladas y marginadas del altiplano a través de organización comunitaria, formación educativa, recursos  y  alianzas para alcanzar  una vida con dignidad  e iniciar  procesos de desarrollo sostenible,  con una dinámica de formación de grupos  pequeños, a través de técnicas de aprendizaje popular.

Visión

Ser reconocidos como una organización eficaz en el soporte de gestión de  proyectos comunitarios y canalización de fondos  para el desarrollo sostenible de comunidades en el altiplano de Guatemala.

Nuestra Historia

AMA fue creada en 1993 por un grupo de mujeres de base, con raíces en el movimiento cooperativo. Todas ellas víctimas del conflicto armado que tuvo lugar entre 1960 y 1996 en donde el altiplano guatemalteco fue el más afectado por las acciones de la guerra civil.

Después de un arduo trabajo y ver el impacto de los proyectos desarrollados se formo la estructura legal para respaldar las actividades y acciones logrando en el 2005 la constitución legal de Asociación de Mujeres del Altiplano (AMA)

Mujeres tejedoras, comadronas, campesinas, trabajadoras de la salud, amas de casa y profesionales nos unimos para el mejoramiento de nuestras comunidades, ofreciendo oportunidades profesionales a mujeres en un ambiente libre de discriminación y acoso sexual.

Actualmente somos una federación de 15 comunidades indígenas. Cada comunidad organizada por comités independientes de mujeres y hombres, forman al mismo tiempo la junta directiva, siguiendo el modelo organizacional del  cooperativismo el cual transmite beneficios directamente a nuestros miembros permitiendo así alcanzar mayores metas.

¿Qué es AMA en la Actualidad?

AMA es una federación de comunidades indígenas, con una estructura organizacional formada por la experiencia del movimiento cooperativo que empodera a sus miembros, fortaleciendo sus capacidades emprendedoras,  la buena administración, el cuidado de los recursos naturales, la generación y participación comunitaria, el respeto a los valores y derechos culturales, económicos, sociales de acuerdo con la cosmovisión y sistema de gobierno maya.